21 de setiembre: Día Mundial del Alzheimer

21 de setiembre: Día Mundial del Alzheimer

¿Qué es el Alzheimer?

Es la forma más común de demencia entre las personas mayores.

¿Qué entendemos por demencia?

Es un trastorno cerebral que afecta gravemente la capacidad de una persona de poder realizar sus actividades diarias.

El Alzheimer comienza lentamente. Primero afecta las partes del cerebro que controlan el pensamiento, la memoria y el lenguaje. Quienes padecen esta enfermedad pueden tener dificultades para recordar cosas que ocurrieron en forma reciente o los nombres de personas que conocen.

¿A qué edad comienza?

Suele comenzar después de los 60 años. El riesgo aumenta a medida que la persona envejece y es mayor si hay personas en la familia que tuvieron la enfermedad.

¿Qué es el deterioro cognitivo?

El deterioro cognitivo leve es un estadio intermedio entre el deterioro cognitivo normal por envejecimiento y el deterioro más grave ocasionado por la demencia. Puede implicar problemas con la memoria, el lenguaje, el pensamiento y el juicio que son más graves que los cambios normales relacionados con el envejecimiento.

Si una persona experimenta un deterioro cognitivo leve, es importante saber que su memoria  se ha «perdido» un poco. Su familia y amigos cercanos también pueden haber notado el cambio, aunque generalmente, estos cambios no son lo suficientemente graves como para interferir demasiado en su vida diaria y sus actividades normales.

¿Cuáles son los cambios típicos relacionados con la edad?

·         Tomar decisiones erróneas de vez en cuando.

·         Olvidar realizar un pago mensual.

·         Olvidar qué día es y recordarlo luego.

·         Olvidar qué palabra usar algunas veces.

·         Perder las cosas de vez en cuando.

10 señales de alarma

Cada persona puede experimentar una o más de estas señales a grados diferentes. Si usted nota cualquiera de ellas, es necesario hacer una consulta médica.

1-      Cambios de memoria que dificultan la vida cotidiana: Una de las señales más comunes, especialmente en las etapas tempranas, es olvidar la información recién aprendida. También olvidar fechas o eventos importantes, pedir la misma información repetidamente y depender de sistemas de ayuda para la memoria (notitas,  dispositivos electrónicos) o de familiares para hacer las cosas que antes uno hacía solo.

Cambio típico relacionado con la edad: Olvidarse de vez en cuando de nombres o citas pero acordarse de ellos después.

2-      Dificultad para planificar o resolver problemas: Algunas personas notan cambios en su habilidad de desarrollar y seguir un plan o trabajar con números. Pueden tener dificultad en seguir una receta conocida, manejar las cuentas mensuales y  concentrarse. Además, les cuesta más tiempo hacer cosas.

Cambio típico relacionado con la edad: Cometer errores de vez en cuando al sumar y restar.

3-      Dificultad para desempeñar tareas habituales en la casa, en el trabajo o en su tiempo libre: En muchas ocasiones resulta difícil completar tareas cotidianas, llegar a un lugar habitual, administrar un presupuesto o recordar las reglas de un juego muy conocido.

Cambio típico relacionado con la edad: Necesitar ayuda, de vez en cuando para usar el microondas o grabar un programa de televisión.

4-      Desorientación de tiempo o lugar: Es frecuente olvidar las fechas, estaciones del año y el paso del tiempo; tener dificultades para comprender algo si no está en proceso en ese instante. Es posible que las personas olviden a veces a dónde están y cómo llegaron allí.

Cambio típico relacionado con la edad: Confundirse sobre el día de la semana pero darse cuenta después.

5-      Dificultad para comprender imágenes visuales y cómo objetos se relacionan con otros  en el ambiente. Las personas experimentan dificultad para leer, juzgar distancias y determinar color o contraste, lo que puede causar problemas para conducir un vehículo.

Cambios típicos relacionados con la edad: Cambios de la vista relacionados con las cataratas.

6-      Nuevos problemas con el uso de palabras en el habla o lo escrito: Resulta complicado seguir o participar en una conversación. Es posible, también, que las personas hagan una pausa en medio de una conversación sin saber cómo seguir o que repitan mucho lo que dicen. Asimismo, que luchen por encontrar las palabras correctas o el vocabulario apropiado o que llamen a las cosas por un nombre incorrecto (Por ejemplo, referirse a un «lápiz» como un «palito para escribir»).

Cambios típicos relacionados con la edad: Tener dificultad a veces en encontrar la palabra exacta al hablar.

7-      Colocación de objetos fuera de lugar: Las personas suelen colocar cosas fuera de lugar y es frecuente que las pierdan sin poder memorizar los pasos que dieron para encontrarlas. A veces, es posible que acusen a los demás de robarles. Esto puede ocurrir más frecuentemente con el tiempo.

Cambio típico relacionado con la edad: De vez en cuando, colocar cosas (como los lentes o el control remoto) en un lugar equivocado.

8-      Disminución o falta del buen juicio: Es posible presentar cambios en el juicio o en la toma de  decisiones. Por ejemplo, dar grandes cantidades de dinero a quienes venden productos y servicios por teléfono. En ocasiones, también se presta menos atención al aseo personal.

Cambio típico relacionado con la edad: Tomar una mala decisión de vez en cuando.

9-      Pérdida de iniciativa en el trabajo o en las actividades sociales: Las personas pueden empezar a perder la iniciativa para realizar actividades o proyectos. Es posible que tengan dificultad en entender los hechos recientes de su equipo favorito y que eviten las actividades sociales por los cambios que han experimentado.

Cambio típico relacionado con la edad: Estar a veces cansado de las obligaciones laborales, familiares y sociales.

10-   Cambios en el humor o la personalidad: Las personas pueden llegar a sentirse confundidas, desconfiadas, deprimidas, temerosas o ansiosas. Se pueden enojar fácilmente en casa, en el trabajo, con amigos o en lugares que están fuera de su ambiente.

Cambio típico relacionados con la edad: Desarrollar maneras muy específicas de hacer las cosas y enojarse cuando la rutina es interrumpida.

En Neuromed Argentina realizamos evaluaciones para detectar problemas de memoria muy tempranos y llevamos adelante tratamientos innovadores como el uso de la Estimulación Magnética Transcraneal (TMS) para este tipo de trastornos y el Alzheimer leve. Este tratamiento permite reactivar y abrir nuevos circuitos neuronales que mejoran las capacidades cognitivas como atención, memoria, pensamiento y lenguaje.

Ante cualquier inquietud, los invitamos a contactarnos a través de +54 261 4224888 – 4227276 / Whatsapp +54 9 261 5880796 / turnos@neuromed.com.ar www.neuromed.com.ar

 

 

 

Dejar una respuesta

Tu dirección de email no va a ser publicada